Fisioterapia Adherencias y Cicatriz
5 (100%) 2 votes

BENEFICIOS DE LA FISIOTERAPIA EN LAS ADHERENCIAS Y LA CICATRIZ

Tanto las adherencias como la cicatriz y fibrosis son respuestas del tejido conjuntivo. Forman parte de un proceso de reparación frente a daños crónicos o agudas, generadas por enfermedades o traumatismos fuertes. Pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo y según sus características, con tratamiento pueden mejorar o incluso eliminarse por completo.

Incluso siendo parte del proceso fisiológico de sanación, los procesos fibróticos y cicatrízales muchas veces pueden complicarse, generando tensiones e infecciones. Esta fibrosis implica un cierto grado de desfiguración y hasta una posible pérdida de funciones. Sobre todo si estos tejidos se encuentran próximos a la articulación. Para la infección, siempre es necesario hacer un buen drenaje en un ambulatorio.

Nuestra fisioterapia en Pozuelo y Aravaca está especializada en el tratamiento de adherencias y cicatriz superficial. Se orienta a minimizar cualquier complicación durante el proceso fisiológico de cicatrización, mediante el empleo de técnicas manuales y aparatología, Si las adherencias llevan ahí mucho tiempo, es difícil eliminarlas sin cirugía. Sin embargo, en el peor de los casos, los síntomas tienen un porcentaje alto de mejorar. Hablamos principalmente de dolor, gases y rigidez en el movimiento.

¡TRATA LAS ADHERENCIAS CUANTO ANTES!

Una característica típica de la adherencia es la presencia abundante de colágeno. El tratamiento de tejido de cicatriz implica por lo general el empleo de tratamientos invasivos como cirugía o radioterapia. Sin embargo, existe otra alternativa menos fuerte y más relajante: la fisioterapia. Con nuestro tratamiento se puede mejorar el pronóstico de estas adherencias hacia una evolución favorable. También se puede realizan en la cicatriz superficial. Todo esto realizado a través de nuestros fisioterapeutas especializados. La aplicación de la fisioterapia para tratar adherencias o cicatriz más superficial es muy importante. Esto es porque no sólo alivia el dolor, sino que favorece un correcto proceso reparativo durante la recuperación. ¿Por eso es muy importante realizar el tratamiento cuanto antes!

Teniendo en cuenta que el grado de complejidad en el tejido de reparación varía enormemente de un paciente a otro, existen algunas características en común. Por ejemplo, el tejido de reparación inicial es inmaduro cuando la zona afectada comienza a sanar y recuperarse. En esta etapa el tejido primario se contrae y acorta. Además, aparecen bandas de tejido de colágeno en el área, las cuales progresivamente se endurecen.

Tejido_de_fibrosis_produciendo_adherencias

EL TEJIDO TAMBIÉN SE CONTRAE

Esta contracción tisular que mencionamos genera molestias y limitaciones. Si se encuentra cerca de alguna articulación, puede incluso limitar el rango de movimientos. Con el tiempo implicaría un compromiso de la función articular causando deformidades. En otras zonas del cuerpo puede simplemente ocasionar dolor, sensación de tirantez y limitación de movimientos.

Al final, esas masas fibrosas compuestas de gran cantidad de colágeno limitarán la circulación sanguínea en la zona y por tanto, su recuperación. Esto ocurre porque al no llegar suficiente oxígeno y nutrientes al tejido, dificulta la regeneración e inflama la cicatriz. También se limita la circulación linfática, por lo que dicho tejido es más proclive a convertirse en disfuncional y a adquirir infecciones. Se debe recordar que el sistema linfático otorga al tejido su capacidad inmunitaria.

Como_tratar_tu_cicatriz

HABLEMOS DE LOS SÍNTOMAS DE LA ADHERENCIA MUSCULAR

En el caso de la adherencia muscular, los síntomas son muy amplios. Se debe diferencias entre los síntomas producidos por las adherencias profundas y los producidos por la cicatriz más superficial. Esta última es propia de la cirugía.

Las adherencias pueden estar presente alrededor de órganos internos. Por eso suelen ser responsables de dolores en la región lumbar, dolor pélvico, dolor durante las relaciones sexuales e incluso aumento en la frecuencia urinaria.

En el caso de adherencias en la pelvis, la cicatriz más profunda es una fascia que va desde la parte frontal del hueso púbico hasta la parte posterior del Sacro. Cuando la adherencia es ya muy amplia, aparece una severa restricción motora y por lo general, también dolor. En algunos casos la fibrosis también rodea el útero, el recto y la vejiga. La sensación de molestia puede entender que estos casos sea enorme.

¡LA ENDOMETRIOSIS PRODUCE UNA GRAN FIBROSIS Y ADHERENCIAS EN LA PELVIS!

La endometriosis es la aparación de tejido endometrial fuera del útero. Por tanto este endometrio externo también sangra, sin embargo, no hay salida de sangre fuera del cuerpo y se acumula. La sangre se seca y genera la adherencia, pudiendo influir en sus alrededores. Por ejemplo puede producir adherencias y fibrosis sobre la vejiga, intestino, recto, ovarios, etc. Hablemos de la influencia sobre la incontinencia urinaria. Las adherencias que involucran a la vejiga restringen su capacidad de expansión.

Esta falta de expansión, ocasiona que el cerebro reciba una señal de necesidad de orinar con frecuencia. En algunos casos, esta necesidad puede aparecer cada 15 o 20 minutos. Cuando la cicatriz más profunda está adherida al útero, puede ocasionar dolor durante las relaciones íntimas. Así ocurre porque durante la práctica, el útero se desplaza hacia arriba para crear espacio. Sin embargo si se encuentra bloqueado por este tejido, no puede desplazarse y da dolor.

De igual modo, si las adherencias se encuentran pegadas a los intestinos, se puede generar cuadros de obstrucción intestinal y estreñimiento. Muchas veces también dolor durante los movimientos fisiológicos intestinales, pero no solo dificultando sino a veces lo contrario. Es decir, pueden producir un aumento en la frecuencia o urgencia de defecar.

Endometriosis_y_su_consecuencia

AHORA SÍ, HABLEMOS DE NUESTRA FISIOTERAPIA

La fisioterapia en nuestro centro se utiliza ampliamente para disminuir estas posibles complicaciones. Todo mediante masajes realizados sobre el tejido en reparación y radiofrecuencia de última generación. Curiosamente, muchas personas creen que el tejido de cicatriz no debe tocarse y evitan cualquier tipo de contacto. Sin embargo, el masaje terapéutico que realizamos sobre ellas puede mejorar enormemente el proceso regenerativo natural evitando complicaciones. Una vez que están muy instauradas, sólo podrían solucionarse mediante procedimientos invasivos como por ejemplo la cirugía.

En general, la fisioterapia sobre áreas en proceso de cicatriz aporta innumerables beneficios:

  • Evita la retracción tanto de la cicatriz como del tejido circundante
  • Restaura los movimientos funcionales normales del tejido muscular alrededor del área de la cicatriz
  • Activa la circulación regional, incrementando la permeabilidad capilar y estimulando el flujo linfático. Así se permite el paso de células polinucleares.
  • El masaje manual es la técnica más efectiva para disminuir la retracción y mejorar la circulación

TÉCNICAS DE FISIOTERAPIA PARA LAS ADHERENCIAS Y LA CICATRIZ

  • La técnica conocida como pellizco y torsión de Jacquet-Leroy: consiste en un movimiento rápido empleando cada mano de forma alternativa. Se pellizca y tira de la piel de forma simultánea, empleando el pulgar y el segundo dedo. Esta técnica se suele emplear sobre la cicatriz y sobre el área que la rodea.
  • El masaje: usando los dedos a lo largo de la línea principal de una cicatriz, producen un estrechamiento a lo largo de todos sus segmentos. Es un procedimiento que se emplea en la fisioterapia de Aravaca y Pozuelo con el propósito de minimizar las adherencias.
  • Técnica de vacuo-movilización: combina la eficacia de los masajes con el vacío creado por la succión. Esta técnica tiene como principal fin incrementar la circulación en la zona
  • Radiofrecuencia capacitativa y resistiva: mediante aparatología de última generación se produce un efecto antiinflamatorio intenso en la zona a tratar. Muy recomendable en estos casos junto con la terapia manual.

ADHERENCIAS DESPUÉS DE LA CIRUGÍA ABIERTA

Muchas mujeres experimentan molestias debido a su cicatriz quirúrgica incluso después de que la cicatriz se haya curado y se vea bien. A menudo, cualquier cosa que roza la cicatriz hace que se sienta incómoda como usar cierta ropa. Además, las mujeres pueden sentir poca fuerza en los músculos abdominales que no funcionan como solían hacerlo. Todos estos problemas pueden ser causados ​​por una movilidad restringida de la cicatriz. El movimiento restringido de la cicatriz se llama adherencias y es muy importante dentro de nuestra fisioterapia en Pozuelo y Aravaca.

El masaje con radiofrecuencia es una forma de dar elasticidad a las adherencias después de la cirugía. Es un tratamiento de fisioterapia muy diferente a cualquier otro. Se realiza alrededor de ella y sobre ella dependiendo para así estirar la cicatriz. De esta forma se devuelve el movimiento normal del tejido. Ya es una práctica común que los pacientes reciban un buen masaje en la cicatriz después de cirugías ortopédicas de rodillas.

EL FISIOTERAPEUTA DEBE ENSEÑAR AL PACIENTE EN POZUELO

Cada vez más la fisioterapia para adherencias se enseña a los pacientes después de una cirugía abdominal. En mi práctica, enseño a las mujeres a realizar un masaje para las adherencias y así poder mejorar su capacidad para utilizar los músculos abdominales. En consecuencia, se mejora la función muscular, se reduce el dolor y se facilita el ejercicio de fortalecer estos músculos abdominales. Además, los estudios muestran que cuando se estira una cicatriz, se previene una cicatrización excesiva. Sin embargo, siempre dentro del rango de tiempo adecuada desde su aparición.

Cuando se estira una cicatriz, se elongan esas fibras de colágeno que están duras y rígidas, además de aumentar la circulación en la zona (se pone roja). De este modo, llega a la cicatriz más cantidad de oxígeno y nutrientes por los vasos sanguíneos. Esto puede explicar por qué los pacientes que han tenido masajes en la cicatriz experimentan una mejor cicatrización y sienten menos dolor. Además, varios estudios clínicos muestran que nuestra fisioterapia para adherencias puede ayudar a que la cicatriz disminuya su rojez de forma notable.