Técnicas Fisioterapia Respiratoria
5 (100%) 3 votes

TÉCNICAS DE FISIOTERAPIA RESPIRATORIA

Los problemas respiratorios en niños se han visto incrementados en Pozuelo y Aravaca de forma dramática debido a los factores medio-ambientales. Incluso por cambios en la dieta, malos hábitos y/o problemas congénitos. El enfoque clásico para el tratamiento de dichos problemas incluye la medicación, el cambio de hábitos, dietas. Las técnicas de fisioterapia respiratoria aparecen como una alternativa. Además ya bastante promisoria a la luz de lo estudios realizados demostrando su efectividad.

Cuando se habla de fisioterapia aplicada a problemas respiratorios en bebés, se tiene como meta principal la correcta eliminación de fluidos. Además de secreciones del tracto bronquial. Siempre buscando lograr paralelamente disminuir el trabajo respiratorio, se elimina la resistencia de las vías aéreas. También se optimiza el proceso de intercambio de gases. Como consecuencia de esto, se puede lograr una mejora en la calidad de vida del bebé.

LA FINALIDAD DE LAS TÉCNICAS

Las técnicas de fisioterapia respiratoria infantil son personalizadas según la enfermedad, edad del paciente, tecnología disponible, etc. La fisioterapia para estos casos ha resultado útil tanto para problemas crónicos y agudos con distintos grados de evolución y complejidad. En ellos se incluye incluso el trasplante de pulmón.

Cuando hay mucosidad en las vías aéreas, el proceso fisiológico de despeje o aclaramiento involucra la tos y el barrido ciliar. Si esto no sucede o no es lo suficientemente efectivo, se genera mucosidad con la consecuente obstrucción. También el incremento de la resistencia en las vías respiratorias lo que finalmente conlleva a una mala oxigenación.

Cuando las secreciones no son excretadas de forma adecuada, propician la formación de colonias microbianas lo que genera más mucosidad. Esto a su vez genera una alteración estructural en las paredes de bronquiolos y bronquios apareciendo lo que se conoce como bronquiectasias. El principal fin de la fisioterapia respiratoria es eliminar las secreciones y por ende optimizar la ventilación respiratoria. Para ello se emplea una gran variedad de técnicas. Como ya se ha mencionado previamente, el tratamiento ha de ser personalizado según la edad del bebé. También según la enfermedad, la evolución de esta y la tecnología disponible. Cuando las técnicas son auto-administradas por los pacientes o los padres, deben ser siempre supervisadas por el médico encargado o un fisioterapeuta calificado.

¿CUÁLES SON LAS TÉCNICAS?

Técnicas de fisioterapia respiratoria infantil:

  • Drenaje postural: Mediante diversas posturas, promueve el drenaje por gravitación, verticalizando las principales vías en los segmentos pulmonares. En el caso de bebés pequeños de Aravaca y Pozuelo, los cambios de postura son fácilmente realizados sobre el regazo de algún adulto. Para el caso de niños de más edad, se suelen utilizar plataformas especiales. Hoy en día se suelen emplear dos posiciones principales: sedestación y decúbito lateral.

 

  • Expansión torácica: Básicamente consisten en inspiraciones extremas, luego un periodo corto de apnea y finalmente una espiración lenta. Esto se puede lograr mediante el llanto o la risa en los pacientes más pequeños. La hiperinsuflación manual está indicada en pacientes ventilados.

 

  • Respiración diafragmática y control de la respiración: Consiste en ejercicios de respiración controlada, lenta, relajando la musculatura respiratoria accesoria y ventilación diafragmática. Se emplean intercalados con otras técnicas en nuestro centro de Pozuelo y Aravaca.

 

  • Vibración torácica: la vibración se produce mediante la aplicación de dedos o manos encima de la pared torácica. Así se produce vibración durante la fase de espiración. Esta técnica de fisioterapia respiratoria se suele usar junto con el drenaje postural y la compresión.

OTRAS TÉCNICAS MENOS CONOCIDAS

  • Percusión torácica: Es una técnica con golpeteo constante que en el caso de los más pequeños se realiza con los dedos. Se realizará con la mano en bebés de más edad. Se suele emplear en conjunto con el drenaje de tipo postural.

 

  • Tos dirigida: La tos se produce cuando la mucosidad se desprende de la pared. Pero también se puede provocar cuando finalizando la inspiración, se presiona sobre la tráquea en la región supra-esternal. Con la tos así provocada, se produce la expectoración y una mejor ventilación.

 

  • Huffing con ciclo activo: Consta de tres a cuatro respiraciones diafragmáticas y luego tres o cuatro ejercicios de expansión torácica. Se sigue con respiración controlada y se finaliza con una o dos espiraciones forzadas a bajo volumen pulmonar.
Fisio_respiratoria_como_tratamiento_infantil

SE DEBEN ACOMPAÑAR VARIOS TRATAMIENTOS

Es deseable que el tratamiento de fisioterapia respiratoria esté acompañado de otros tratamientos. De esta forma se busca lograr los resultados deseados en el menor tiempo posible. Se puede mencionar la nebulización con broncodilatadores, antibióticos y corticoides, además de la oxigenoterapia. Tomemos como ejemplo clásico a la fibrosis quística. Inicialmente los padres se encargan (previo entrenamiento supervisado) de la percusión, vibración y drenaje. El bebé a partir de los dos años ya participa mediante técnicas básicas que incluyen soplar. A los 3 años ya puede practicar expansión torácica, control respiratorio y espiración forzada. A partir de los 5 años ya está preparado para ejercitarse con la ayuda de aparatología. Finalmente al llegar a la adolescencia, el paciente ya puede desarrollar un amplio rango de ejercicios y rutinas de forma autónoma. Siempre bajo la supervisión de un especialista.

La fisioterapia convencional modificada que prescinde de la posición de Trendelenburg ha demostrado mejores resultados, sobre todo en pacientes en sus primeros años de vida. También se sabe que en los niños mayores de 6 años las técnicas respiratorias en un ciclo activo son mejores que el drenaje postural. El drenaje postural puede ser con vibración o percusión. En el caso del trasplante pulmonar en bebés, este se realiza por lo general en aquellos que presentan fibrosis quística. En este caso, la rehabilitación con fisioterapia tiene como propósito el eliminar las secreciones, incrementar la tolerancia al ejercicio y optimizar las capacidades funcionales. La fisioterapia respiratoria se acompaña con un plan de entrenamiento físico que se aplica antes y después de la intervención quirúrgica.

LA FISIOTERAPIA RESPIRATORIA EN LA NEUMONÍA

La fisioterapia respiratoria también ha demostrado su efectividad y ayuda para el asma en niños. En especial cuando no está comprometida la ventilación. En lo concerniente a la neumonía aguda, es necesario precisar que la fisioterapia respiratoria no ha demostrado mejorar la resolución del cuadro. Sin embargo, puede mejorar la eliminación de mucosidad. Además se puede disminuir la probabilidad de la aparición de un cuadro de atelectasia post-neumónica.